Carl Jung relata en uno de sus libros una conversación que mantuvo con un jefe nativo americano, en la cual éste le decía que la mayoría de los blancos tienen el rostro tenso, los ojos fijos y ademanes crueles. El jefe nativo comentaba: “Siempre están buscando algo. ¿Qué están buscando? Los blancos siempre quieren algo. Siempre están inquietos y agitados. No sabemos qué quieren. Pensamos que están locos”.

Por supuesto, la corriente subterránea de constante intranquilidad empezó mucho antes de que surgiera la civilización industrial occidental; pero en la civilización occidental, que ahora abarca casi todo el globo incluyendo la mayor parte de Oriente, esta corriente se manifiesta de una manera tan aguda que no tiene precedentes. El desasosiego ya estaba allí hace dos mil años, en tiempos de Jesucristo, y también 600 años antes, en tiempos de Buda, y aún mucho antes. “¿Por qué estáis siempre tan ansiosos?”, preguntaba Jesús a sus discípulos. “¿Puede la ansiedad añadir un solo día a vuestras vidas?”.

 

Eckhart TolleEl Poder Del Ahora

 

En el capítulo “La Carta” de “Doctor en Alaska” en el que me sumergí anoche, el doctor Joel Fleischman, habitualmente tenso y malhumorado por no ejercer en algún hospital prestigioso de Nueva York, y en consecuencia impedido de disfrutar del Paraíso (paisajístico y humano) que le rodea, descubre un bulto en la cabeza. Cuando el médico que lo analiza dice en primera instancia que podría ser maligno, su mundo interior da un vuelco.

Quizá debido al shock, su ego se derrumba, y su Yo Real toma el mando y brilla a través del caparazón resquebrajado.

Cuando lee en la carta enviada por su médico, que el tumor es benigno, resurge Joel Fleischman y reprende a su asistente Marilyn por no haberle avisado antes de algo tan importante. Marilyn (india) quien no necesita de muchas palabras para comunicar, con su mirada envuelta en Paz se lo dice todo (¿ya has vuelto?) y Joel, quien hace unos segundos vibraba con la Vida, capta el mensaje.

 

Curiosamente, solo hace un par de días, reflexionando sobre las nimiedades que habitualmente nos preocupan, pensé que una forma eficaz de tomar Consciencia de ello, es que el médico te diga: “Es Maligno”.

 

¿Pueden la ansiedad y la preocupación aportar algo que merezca la pena a tu vida?

 

Viajero de Mundos Interiores y Exteriores



Pin It on Pinterest

Share This

GRACIAS Por Comentar Y Compartir...

¡Que Fluya Y Llegue a Quienes Tenga Que Llegar!

GRACIAS Por Compartir...

Que fluya y llegue a quienes enriquezca...