Tras obtener los primeros pasos del estado intemporal de CONCIENCIA, empezó un ir y un venir entre la dimensión temporal y la presencia. Empecé por darme cuenta de que mi conciencia raras veces está en el AHORA. Pero saber que no estoy presente es ya un gran éxito: ese saber es PRESENCIA, aunque al principio sólo dura unos segundos de reloj antes de volver a perderla.

A continuación, y cada vez con más frecuencia, empecé a elegir enfocar la conciencia en el momento Presente más que en el Pasado o en el Futuro, y al darme cuenta de que he perdido el ahora, soy capaz de permanecer en él no sólo un par de segundos, sino periodos más largos, tal como se percibe desde la perspectiva externa del reloj.

Así, antes de establecerme firmemente en el estado de PRESENCIA, es decir, antes de ser Plenamente Consciente, pasaré un tiempo yendo y viniendo entre la conciencia y la inconsciencia, entre el estado de presencia y el de identificación con la mente. Pierdo el ahora y vuelvo a él, una y otra vez, hasta que finalmente la presencia se convertirá en mi estado predominante.

 

Han transcurrido dos años desde que experimenté y escribí “Viaje Iniciático” ← ¡CLIC!

 

No pensar pasó de ser aburrido a ser la Entrada a un Nuevo Mundo a donde la mente no te puede llevar, porque ni siquiera lo puede imaginar. Aún así, “Miss Parlanchina” logra sacarme del AHORA y mantenerme Atrapado en le Tiempo. Pero esta “contienda” dejó de ser una “Guerra” cuando comprendí el SIGNIFICADO de las palabras que presiden el frontón de mi barrio: JOKU LEKU (Lugar de Juego) ← ¡CLIC!

 

Me sigue quedando Mucho (INFINITO) que bucear hacia el INTERIOR, pero no he abandonado el camino.

 

Hasta AHORA

Pin It on Pinterest

GRACIAS Por Comentar Y Compartir...

¡Que Fluya Y Llegue a Quienes Tenga Que Llegar!

GRACIAS Por Compartir...

Que fluya y llegue a quienes enriquezca...