El fotógrafo Alper Yesiltas registró el paso del tiempo fotografiando la misma ventana durante 12 años… hasta su derribo…

Al ver esta serie de fotos nos damos cuenta de que todo, absolutamente todo, cambia.

La luz, el movimiento de la cortina, el color de la pared y el clima nos recuerdan que el mundo (con sus seres humanos y objetos) está en constante evolución.

Nos recuerdan el paso del tiempo y que, inevitablemente, todos nos iremos algún día.

 

“¿Lo Único Que No Cambia Es El Cambio?”

Pin It on Pinterest

Share This

GRACIAS Por Comentar Y Compartir...

¡Que Fluya Y Llegue a Quienes Tenga Que Llegar!

GRACIAS Por Compartir...

Que fluya y llegue a quienes enriquezca...